Giulia Agnoletto

Giulia Agnoletto

Designer

Milán, Italia

THE CREATOR

¿Desde cuándo trabajas en Luxottica? ¿Cómo ha sido tu trayectoria y dónde te encuentras ahora?

¡Desde hace casi 5 años! La percepción: 8 meses. Empecé mi formación dentro de Luxottica diseñando para una de las principales licencias de nuestra cartera, para después aportar mi contribución a un número cada vez mayor de marcas.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Lo que más satisfacción me da es ver materializadas las gafas que diseño, y todavía más cuando me encuentro por casualidad con alguien que las lleva puestas paseando por las calles del centro.

¿Cuál es tu lema y por qué?

Yo me crié en la montaña y, desde niña, mis padres siempre me llevaron a hacer senderismo. Un día que estaba particularmente cansada, mi padre me dijo: «Si quieres llegar a la cima, mejor que no sigas mirándola, porque te parecerá que no la vas a alcanzar nunca. Tienes que pensar en los pasos que das, concentrarte en tu alrededor y nunca dejar de caminar. Así, verás cómo llegaremos a la cima mucho antes de lo que crees.»
Desde ese día, aplico este consejo a todo y para todo: paso a paso, sin detenerme y disfrutando del recorrido.

¿Cuáles son las aptitudes más importantes para tu trabajo?

Creo que una de las competencias más importantes para una diseñadora como yo es comprender y reinterpretar la estética de distintas marcas. Se trata de encontrar un equilibrio entre tu gusto y lo que encaja con la narrativa de la marca: un texto que escribimos para un lector que no conocemos.

¿Cuál es el mayor reto al que te has enfrentado y cómo lo superaste?

Seguramente, orientarme en el universo complejo y polifacético de una realidad tan grande.
En Luxottica, todo gira en torno al producto, y ser su autor te obliga a adquirir competencia en territorios en los que no te imaginabas que te habrías adentrado.

¿Cuál es el proyecto más complicado en el que has trabajado? ¿Cuál fue el resultado?

Justo ahora estoy afrontando el proyecto más complicado. Estamos planificando un giro de 360 grados para Arnette: desde la identidad hasta el producto, pasando por la comunicación. Lo considero el reto más grande y estimulante porque supondrá muchos cambios, sobre todo a nivel de producto y de lenguaje. Esto nos ha permitido definir las nuevas reglas estilísticas de una marca de la casa y —¡crucemos los dedos!— espero que sea el comienzo de un brillante porvenir.

¿Qué consejo les darías a los estudiantes universitarios o jóvenes profesionales que están pensando en hacer carrera como diseñador en Luxottica?

Saber relacionarse con los demás es tan importante como saber hacer las cosas. Las capacidades interpersonales y el talento son la combinación fundamental para obtener buenos resultados.

¿Existen oportunidades para que seas mentor o ayudes a los compañeros con menos experiencia a crecer? ¿Te parece importante?

Considero que instaurar un clima de colaboración, al margen de aspectos como la antigüedad o la «jerarquía», entre mis compañeros y yo es importante para fomentar el intercambio, para prestarnos mutuo apoyo y crecer juntos.